You cannot use right click of your mouse for our copywriter policy.

My Bio 3 part

Según el propio autor, que vivió y creó en sitios tan heterogéneos como París, Miami, Caracas, Los Ángeles o Bangkok, la luz balear de Ibiza, con ese sol particular y esas noches salpicadas de neón, es otra influencia palpable en su obra. En su vida el magnetismo de Ibiza es también evidente, escapándose a ella cada vez que puede. Podríamos citar a Bruce Nauman, por su uso del neón como herramienta, como otra referencia a introducir en el “cajón de sastre” de su producción.

Es también habitual en sus telas la presencia de ciertos signos caligráficos que remiten a oriente. Unos edomoji que Legac trata desde un punto de vista exclusivamente pictórico. Porque hay ciertos cuadros en los que Legac parece olvidar la fotografía, faro fundamental que guía la esencia de su obra, y se sumerge en una abstracción que sólo es posible desde la práctica de la pintura. Sobre todo en sus fondos podemos ver esta faceta más plástica del autor, aunque cierto una orgía polimorfa de sinestési-cas connotaciones.

A falta de una forma mejor de definirla, podríamos calificar la obra de Legac en términos como “arte electrónico” o “cibererotismo”, aunque probablemente estos conceptos no definan plenamente la riqueza y complejidad de sus cuadros, ricos en matices y detalles, y que tienen como objetivo principal indagar (hurgar sería una buena palabra) en las emociones latentes del espectador. Jehan Legac practica ese tipo de arte que es objeto y a la vez finalidad en sí mismo. Un arte que ya está calando en el actual mercado, despertando un enorme interés tanto en la más prestigiosa crítica (la revista aesthetica ya lo ha entrevistado) como en los coleccionistas con más fino olfato y las galerías más emprendedoras y audaces (la Saatchi Gallery se ha hecho con alguna de sus piezas), que ya ven un valioso activo en una de las propuestas más frescas e interesantes que tiene que ofrecernos este nuevo milenio en lo que a creación plástica se refiere.

MIGUEL CALVO

Leave a comment