You cannot use right click of your mouse for our copywriter policy.

My biography by MIGUEL CALVO

La Galería de Arte Nave8 en Ibiza presenta la obra del fotógrafo y pintor francés Jehan Legac, un artista difícil de clasificar en ningún estilo concreto, pero con una producción rica en referencias de lo más variado. Una producción que en los últimos meses está en boca de todos críticos, galeristas, coleccionistas y que está destacando como una de los trabajos más efervescentes y prometedores del actual panorama artístico, como así lo demuestra el reciente reconocimiento de su obra en las principales revistas especializadas y la incorporación de sus cuadros en los catálogos de las más importantes galerías del mercado artístico contemporáneo.

Su arte es abiertamente postmoderno y en él plasma no sólo un personal proyecto estético, sino también sus influencias y obsesiones, e incluso deja entrever huellas de su ajetreada biografía.

Legac comenzó su carrera artística a los 14 años fotografiando gatos en los tejados de su París natal. Quizás fue ahí, agazapado como un cazador, cuando descubrió que espiando con una cámara se pueden captar otras realidades, mucho más sugerentes que las que percibe el ojo humano. Según palabras del autor: “Me encanta la fotografía , ya que puede capturar y congelar un instante de la vida, de la juventud, de la belleza, de la luz… y conservarlo durante casi un siglo, incluso más…”.

Muy joven decidió unirse a la Marina Francesa y comenzó a trabajar como fotógrafo privado
del almirante Philippe de Gaulle, el hijo de Charles de Gaulle. Esto le permitió viajar por todo el mundo y conocer los más variados lugares, desde las más exóticas islas tropicales al mismo Polo Norte, pasando por las grandes metrópolis del planeta.
Retratando estos paisajes fue nutriéndose artísticamente y acabaría descubriendo que quizás su lugar no estaba en la disciplina de la vida militar, por lo que optó por regresar otra vez en París, donde fundaría una próspera empresa de diseño y fotografía.

En esos años empezaría a pulir su estilo, integrando herramientas digitales que a la larga se convertirían una de las principales características de su extensa producción. Y es que Legac no renuncia a mostrar explícitamente en su obra los tres elementos básicos que forman su proceso creativo: la fotografía, como vocación primigénea para captar la esencia de su obra, el tratamiento digital de ésta, usando las nuevas tecnologías como una herramienta eficaz de expresión, y finalmente la plasmación del proceso en óleo sobre tela en formatos recurrentes, casi siempre cuadrados, de 150 x 150 centímetros. El óleo parece ser más que una técnica para Legac: “Al engrasar el pincel para pintar las curvas femeninas me da la s sensación de que las cosas van a ser más suaves , más cercanas, más sutiles… y eso es lo que mis sentimientos necesitan para disfrutar. El óleo es un lubricante muy sensual entre dos cuerpos”.
Legac, salvo alguna que otra excepción, pinta ante

MIGUEL CALVO

Leave a comment